¿Cuánto se tarda en llegar a la Luna?

 

Viajar a la Luna nos costó mucho. Hasta que el 20 de julio de 1969 la misión norteamericana Apolo 11 llevara a Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin a la superficie de nuestro satélite, teníamos que contentarnos con ver la Luna simplemente brillando en el cielo cada noche.

La Luna está a una distancia de 384.400 kilómetros de la Tierra. De hecho, es una unidad de medida, distancia lunar o LD, y el catálogo de objetos cercanos de la NASA incluye las distancias a la Tierra de asteroides y cometas medidas en distancias lunares. Según los medios de los que se disponen, ¿cuánto se tarda en llegar de nuestro planeta al satélite lunar?

Duración de los viajes espaciales a la Luna

El tiempo necesario para llegar a la Luna no puede ser medido en una cantidad más o menos exacta como ir de Madrid a Valencia, por ejemplo. El Apolo 11 tardó apenas 76 horas en alcanzar la órbita lunar. El Apolo 17 tardó 86 horas. Los otros estuvieron en medio. El tiempo varía dependiendo de dónde está la Luna en ese momento y qué parte de la Luna se quiere visitar. La primera misión Artemis está actualmente diseñada para tardar 103 horas en alcanzar la órbita lunar (más de 4 días).

Entre los motivos para esta diferencia de duración en recorrer esos 384.400 kilómetros de distancia también influyen dos aspectos: la física y el deseo de utilizar la masa de la carga útil para otras cosas que no sean propulsores. La tecnología aeroespacial ha evolucionado en todo este tiempo, pero eso no significa obligatoriamente que se vaya a reducir significativamente la duración que se tarda en llegar.

La trayectoria lunar está diseñada de tal manera que hay un quemado realizado para acelerar el vehículo en una trayectoria de intercepción. Una vez en esa trayectoria, el vehículo se desplaza y desacelera. Se busca que el vehículo lunar desacelere de tal manera que, cuando llegue a la Luna, la diferencia entre la velocidad de la Luna y la del vehículo sea lo más pequeña posible, porque cualquier diferencia debe ser resuelta disparando propulsores y quemando más combustible.

El uso de propulsores para desacelerar el vehículo nos permitiría reducir el tiempo de viaje, pero cada gramo de propulsor sustituiría a un gramo de carga útil (hardware de la misión, experimentos, instrumentos, baterías, la propia tripulación, etc).

La duración del viaje a la Luna también depende de la velocidad inicial que se aplique a la nave. Así, el viaje de mayor duración tendrá lugar si se aplica una trayectoria con la mínima velocidad inicial posible, teniendo por término medio una duración de unas 132 horas (5,5 días).

Misión más rápida hasta la fecha

Por un amplio margen, la misión más rápida en volar más allá de la Luna fue la misión New Horizons de la NASA. Esta misión tuvo un lanzamiento rápido, con su cohete Atlas V acelerando a una velocidad de aproximadamente 16,26 km por segundo (58.500 km/h).

A este ritmo, solo tardó 8 horas y 35 minutos en llegar a la Luna desde la Tierra. Un buen comienzo para esta sonda, que en ese momento se dirigía a Plutón y al Cinturón de Kuiper.

.-

Comentarios

Entradas populares