Células de mamut muestran actividad biológica después de 28.000 años

 

Los núcleos celulares del mamut “Yuka” mostraron actividad biológica luego de que fueran trasplantadas a las células de un ratón, según un estudio publicado en la revista científica Nature. Dicho hallazgo ha sido catalogado como un “hito”, ya que significaría un paso importante para la resurrección de una especie extinta.

La médula ósea y el tejido muscular se extrajeron de los restos de un ejemplar del mamut “Yuka” que permaneció congelado en Siberia durante 28 mil años. El ADN genómico se comparó con el de los elefantes y los investigadores confirmaron que el ADN de este ejemplar se superponía con el de los mamuts.

El equipo de científicos inyectó núcleos celulares del tejido muscular en óvulos de ratones, y observó la formación de estructuras que aparecen justo antes de que comience la división celular. Los investigadores también encontraron posibles signos de reparación del ADN y en los componentes moleculares dañados de mamut.

El investigador Kei Miyamoto aseguró que el descubrimiento en células de ratones marca “un paso significativo para resucitar a los mamuts“, aunque el propio autor del estudio también reconoció que “todavía hay un largo camino por recorrer”.

El siguiente paso en la investigación con células de mamut es “un estudio en la etapa de división celular”, con lo que podría hablarse por fin de un potencial regreso de estos animales a la vida después de la era glaciar que sacudió al planeta y a sus especies.

Aún sin una “resurrección” de esta especie extinta, el estudio podría significar un indicio invaluable de la base genética de la especie, lo que ayudaría a comprender los procesos evolutivos y adaptativos de los mamuts. Este sería la principal aportación de los investigadores, ya que para hablar de revivir especies hace falta tecnología de clonación, mediante transferencia nuclear de células somáticas.

..

Comentarios

Entradas populares