Encontró una piedra, creyó que era oro pero descubrió que es un meteorito de 4.600 millones de años

 

Uno de los hallazgos de meteoritos más célebres fue protagonizado por David Hole, que en el año 2015 encontró una roca creyendo que contenía oro, aunque más tarde un grupo de investigadores señaló que ese objeto que llegó a nuestro planeta desde el espacio exterior.

Hole encontró la piedra en el Parque Regional de Maryborough, cerca de Melbourne, en Australia.

No fue un hallazgo meramente casual: él buscaba oro con un detector de metales.

El hombre se llevó a casa una piedra de color rojizo y muy pesada, de unos 17 kilogramos, seguro de que en su interior contenía oro.

Pero no logró abrirla con una sierra, tampoco con un taladro, una amoladora ni con un ácido que habitualmente se emplea para el examen de estas rocas.

Pasaron algunos años para que Hole descubra que en sus manos sostenía un sobreviviente del universo antiguo.

“La forma más barata para explorar el universo”

Incapaz de abrir la roca, Hole la llevó al Museo de Melbourne. Allí, científicos especializados lograron abrirla con una sierra de diamante y confirmaron que se trata de un meteorito real.

“Tenía un aspecto esculpido, con hoyuelos”, dijo el geólogo del mencionado museo, Dermot Henry, en declaraciones a The Syddney Morning Herald. “Eso se forma cuando atraviesa la atmósfera, se derrite por fuera y se esculpe”, explicó.

Herny agregó que en casi cuatro décadas de trabajo en el museo, examinó miles de rocas que la gente cree que son meteoritos y que solamente dos resultaron ser una. La de Hole fue uno de esos casos.

En un artículo publicado por los científicos en Proceedings of the Royal Society of Victoria se explica que este meteorito tiene 4.600 millones de años y que en su interior contiene un alto porcentaje de hierro, además de pequeñas gotas cristalizadas de minerales metálicos. Lo bautizaron Maryborough, en homenaje a la ciudad en la que fue encontrado.

Siguiendo al geólogo del Museo de Melbourne, “los meteoritos son la forma más barata para explorar el universo” ya que nos transportan en el tiempo y nos brindan pistas sobre la formación de nuestro sistema solar. “Algunos permiten vislumbrar el interior profundo de nuestro sistema (…) Otros contienen moléculas orgánicas como aminoácidos, que son los componentes básicos de la vida”, notó Henry.

Según el repaso de Science Alert, los investigadores aún no saben a ciencia cierta de dónde llegó el meteorito Maryborough, aunque tiene algunas conjeturas.

“Es muy probable que este meteorito en particular haya salido del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, y algunos asteroides lo empujaron hacia afuera chocando entre sí, y un día choca contra la Tierra”, dijo Henry.

Los especialistas señalan que el meteorito es mucho más raro que el oro, en especial para la ciencia

.

Comentarios

Entradas populares